jueves, 2 de enero de 2014

¿Ecología y Cristianismo?

¿Por qué tú- me preguntas- siendo misionero cristiano, escribes sobre el medio ambiente?.
precisamente porque SOY MISIONERO Y CRISTIANO me preocupa la suerte de cientos de miles de somalíes que están sufriendo y muriendo por falta de comida. También me preocupan los millones de sobrevivientes en una Africa que consume más alimentos de los que puede producir.

Me dan profunda lástima las víctimas de las inundaciones en Bangladesh, y los agricultores que producen sólo para sobrevivir, empobrecidos por el avance del desierto estéril, y también la erosión de la tierra y su salinización.

Me duele hasta las entrañas cuando veo desaparecer las selvas tropicales, sabiendo que las prácticas humanas amenazan la BIODIVERSIDAD del planeta y la abundancia de sus especies, y conociendo que semejantes prácticas agravan las pobrezas y enfermedades.

Me llena de dolor la "Africanización" de la bella isla de Haití y la desnudez de las montañas de Nicaragua. Lo que más me duele sin embargo, es la INDIFERENCIA DE MIS HERMANAS Y HERMANOS CRISTIANOS, no tanto al sufrimiento que he mencionado sino ante EL SAQUEO Y LA RUINA DE NUESTRO MEDIO AMBIENTE, que son la CAUSA en gran parte de este sufrimiento.

Así comienza el primer capítulo del libro "COMO UN VESTIDO". Un "manual básico" sobre ecología y cristianismo. Y Al igual que el escritor Dayton Roberts, puedo decir también que dolor me causa ver que temas tan sensibles como la ecología y la defensa de nuestro medio ambiente sea considerado para muchos hnos cristianos temas de nueva era o el resurgiemiento del paganismo cuando debería ser el pueblo de Dios el primero en defender aquello que nuestro Señor nos delegó: DIOS ENCOMENDÓ A LA RAZA HUMANA LA MAYORDOMIA DE SU CREACION. COMO CRISTIANOS Y MISIONEROS DEBEMOS ASUMIR EL LIDERAZGO CON OBEDIENCIA. yo agregaría a esto NO SEAMOS NEGLIGENTES.

Bien por aquellos que alzan la vos por un árbol, bien por aquellos que alzan la voz por un perro, bien por aquellos que alzan la voz por un niño de la calle o una mujer pordiosera; porque hoy es un árbol, mañana un bosque, una reserva o una selva, bien por los que luchan por la conservación de las tortugas marinas, la conservación de los manglares, etc.

¿Será una perdida de tiempo? yo pienso que no, ¿Será que Dios dotó a algunos mas que a otros de ese amor que el siente por su creación? ¿O que tal vez sea el pecado que nos ha hecho indiferentes a lo que siempre ha estado enfrente de nosotros y no hemos sido capaces de intentar cambiar?

"Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y, sin embargo, vuestro PADRE celestial las alimenta" Mateo 6:26

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada